contacto

La sordoceguera es una discapacidad que resulta de la combinación de dos deficiencias sensoriales (visual y auditiva) que genera en las personas que la padecen problemas de comunicación únicos y necesidades especiales derivadas de la dificultad para percibir de manera global, conocer y por tanto interesarse y desenvolverse en su entorno. Algunas personas con sordoceguera, son totalmente sordas y ciegas, mientras que otras tienen restos auditivos y/o visuales.

Estos niños y jóvenes, por la complejidad de su patología, tienen unas muy especiales y complejas necesidades educativas y del desarrollo, por lo que no pueden estar incluidos dentro de programas para personas ciegas, sordas o con parálisis cerebral.

 

HELLEN KELLER (1880-1968) nació en Alabama, el 27 de junio de 1880; a los 19 meses contrajo fiebre muy alta de la que se curó pero quedó sorda y ciega. A los 7 años de edad sus padres consiguieron la ayuda de Anne Sullivan, una joven maestra formada en Perkins School for de Blind de Boston quien, a través del tacto, el único medio que tenían para comunicarse, ayudó a Hellen a salir del aislamiento.
Gracias a la ayuda de Anne, Hellen logró obtener varios títulos universitarios e iniciar una campaña por todo el mundo para “mejorar la situación de las personas discapacitadas”.
Desde entonces, Hellen Keller es ejemplo mundial de y para las personas con sordoceguera.
Derechos Reservados Centro Educativo Terapéutico Mi Lugar